Este es un blog que se nutre de metaideas surgidas de todo espontil venidero en periodos digestivos, salvo, y claro está, improperios improcedentes que impresionen improbas improntas. (lo que esto significa, de mucho importa)

 

26 mayo 2005

La virtud del Euro

Este post-e puede verse también en Clownclave ¡¡Corre!!

El euro tiene tropecientosporrompoimuchos defectos. Podríamos decir unos cuantos, pero, ¿para qué remover tales asuntos?
Hoy vamos a hablar de una cosa buena. En realidad, de la única ventaja del euro, y esto señores se conoce como La virtud del Euro, cosa bien sencilla. ¡Atentos!

En el siglo pasado, podías ir con dos amigos a un bar, y pedir dos cervezas, una cocacola, tres tintos de verano y un plato de ensaladilla para picar.
El camarero, al pedir la cuenta decía -¡dame mil pesetas!-

Si otro día te encontrabas con cinco amigos y os íbais todos a otro bar a tomar unos refrigerios de más alta graduación y pedíais tres gintonics, un balantain-cola y dos rones con limón, decías
-¿Cuánto es?- y escuchabas -¡dosmil!-

Salta a la vista que los precios se han disparado una barbaridad, pero eso es un defecto, y de eso hoy no se habla. ¿Qué virtud encuentras en estas situaciones si hubiese euros y no pesetas?

¿No das con ella? Entonces vamos a desarrollar un poco la situación:
- En el primer bareto nos gastamos mil pesetas ¡¡trescienteastreintaitres pesetas cada uno redondeando a la baja!!
- En el segundo garito, justo el doble, seiscientasseseintaisiete, redondeando ahora al alza.

Y es que con la peseta, para hacer las cuentas la cosa se complicaba un rato... ¡divide mil pesetas entre tres personas! ¡o entre seis! Si hubiese habido euros, la cosa hubiese sido directa:
- ¿Cuánto es?
- ¡Sei seuro!
- Señores, do seuro cada uno.
- Ea, ¡hasta luego!

La virtud del euro, queridos amigos, es que podemos dividir del tirón mil pesetas entre una, dos, tres, cuatro, cinco y seis personas. ¡Y sin céntimos!

Desde el 1 de enero de 2002 no he encontrado otra virtud. ¿Y tú?

¡¡Adios!!


Post-illas:
De lo que se deriva que el Estado del euro rige reuniones de menos de 7 personas. De donde se deduce por deducción que la cota máxima de número de personas para tapear es 6. De donde se sigue que es conveniente pagar a escote si se cumple lo anterior. Caso contrario, prepárate para jaleos con las monedas de 5, 2 y 1 céntimo de europeo. Por lo que si se supera la cota, se recomienda subdividir la cuenta en pequeños grupos: 7 = 6 + 1 (el uno puede se el buenagente) o bien 3 + 4; 8 = 4 + 4; 9 = 6 + 3 así sustantinuméricamente...
Podíamos denominarlo "la regla del 7", aplicable a cuentas de tapeos múltiplos de lo que un día fueron las milpejeta.
 
Me parece amigo FLuna, que con esto de buscar virtudes has caído en un pequeño barranco de pesimismo. Porque la verdadera ventaja del Euro, de la Peseta, o de cualquier divisa que se atisbe en la lontananza (divise), no es su posible división, sino sus posibilidades de multiplicación...
Y en esto tiene mucho que decir nuestra amiga rubia del siglo pasado y del otro, (aunque en el otro eran pocos los que conseguían juntar una peseta entera...). Y es que, qué os puedo decir a vosotros hombres de números... Qué será más ventajoso multiplicar 1000 pesetas por 1000 pesetas? o 6 euros por 6 euros?
Bueno pues sin querer he entrado en los defectos eurianos que no pensaba mi amigo tocar.

Hay otra gran ventaja para la mayoría de los mortales de clase media y alta, pero que a este intercomunicador, por problemas de romanticismo no agrada en demasía, que es la supuesta ventaja de poder viajar por ciertos rincones sin tener que cambiar monedas... Esa ventaja nos la venden como tal desde el sistema del "bienestar", pero amigos es como un caramelo sin aúzcar. Mercado en el que caemos sin darnos cuenta del hastío de una vida descafeinada...

Reivindico mis recuerdos de atravesar Europa calculando días de tránsito por los diferentes países y ciñéndome a los presupuestos en cinco o seis divisas diferentes... Pobres recuerdos, la nostalgia ya no es lo que era...

PD: Como la democracia es un invento lleno de trucos nos ponen la zanahoria delante del yugo y nos dejan votar masivamente a favor de la Constitución Europea. ¿Pero por qué no nos preguntaron sobre el Euro?¿Dónde termina la democracia?¿Y dónde empezamos nosotros?

PD 2: Al final tu leve atisbo de pesimismo genera espirales en las que caemos todos.
 
otra virtud del euro es la capacidad de sublimacion que tiene, y lo he probado, el euro es capaz de pasar del estado solido al gaseoso sin pasar por el liquido. esta transicion muchas veces se hace de forma espontanea,no habiendo observadores que puedan valorar este efecto. sin duda el euro es un triunfo para alguien, para mi es una ruina, y mas cuando se sublima en mi cartera. ¡¿hay alguna forma de conseguir mediante algo metodo quimico u fisico que los euros volatiles pasen a ser solidos? es mas, si se puede ¿los podemos meter en mi cuenta?.
davilaespabila.
 
10^6 de pesetas cuadradas. 36 euros cuadrados. ¿?
 
Publicar un comentario
<< Vuelta al blog
 
Este blog nació el 29 de abril del año pasado. En las cosas del hablar podrás saber el porqué de lo que se escribe aquí, que es lo que se lee allí donde tú estás.
 
Introduce aquí tu Gengoma.
  ¿QuÉ eS eStO?
 
Me puedes escribir aquí:

Opina, sugiere o pide. ¡Anímat-e!
 
 
 
 
 
Google
 
Suscribir con Bloglines
 
 
Get Firefox!

This page is powered by Blogger. Isn't yours?