Este es un blog que se nutre de metaideas surgidas de todo espontil venidero en periodos digestivos, salvo, y claro está, improperios improcedentes que impresionen improbas improntas. (lo que esto significa, de mucho importa)

 

18 mayo 2005

Por el humo se sabe donde está el no fumador

 
En este blog, como en el de mi amigo Carlos (el de las cosas de Carlos) también está prohibido fumar.
Y aunque en el blog no hay señales que lo indiquen, tampoco hay ceniceros, y dónde vas a tirar la ceniza ¿al suelo? ¡si este blog tampoco tiene suelo!
Con lo cual aplícate el cuento y no fumes.

Dicha la pamplina introductoria de este post-e, se procede a ilustrar la falsedad de un gran dicho: "El humo del tabaco, siempre le llega al que no fuma"

Querido Murphy, lo de la tostada de momento no te lo voy a discutir, ya que yo soy tostador, pero lo del humo sí, que no soy fumador.
Hacen falta para ello tres evidentes post-ulados.

Post-ulado 1: De lo de allí y de lo de aquí.
En realidad, y sin recurrir a leyes de la dinámica, el humo va donde se le lleve, y como el humo está en el aire que nos rodea, el humo irá dondequiera que le lleve el viento, que no va a todos lados de golpe, sino a algunos detrás de otros.


Post-ulado 2: Puede que tal vez quizás a lo mejor.
Por otro lado, sin recurrir a leyes probabilísticas, y si bien es cierto que frecuentemente cuando en un grupo alguien saca un cigarro todos los fumadores del grupo hacen lo mismo y se convierten en varios emisores de humo de un mismo grupo, el humo a algún lado tiene que ir, y según lo anterior pasará al menos por tantos sitios como emisores de humo existan en un grupo o por más incluso, pero es imposible que pase por todos lados.
Es decir, siempre hay un lugar por el que no pasa el humo*, y en ese lugar, que a veces será mayor y a veces será menor, sí es posible situar a algún no fumante.

Post-ulado 3: En tanto en cuanto.
On the other side, y sin apelar a principios metafísicos sobre la percepción humana, aclarar que la mísma está compuesta por estímulos externos y por reacciones internas.
Para ver, oir u oler un cuerpo hace falta que ese cuerpo refleje luz, emita ondas sonoras o se tire cuescos, y hace falta también que el cerebro humano interprete las ondas luminosas, sonoras o  otras ondas para percibirlo.

A partir de todo esto, ¿qué pasa cuando alguien cercano a tí ahuma el ambiente (Post-ulado 1) y el viento lleva el humo hacia otro sitio (Post-ulado 2)?
Pues que (Post-ulado 3) ni te coscas de que están fumando, porque no te llega el humo, no te estimula, y no reaccionas desde tus adentros.

Queda con esto demostrado que es posible estar cerca de un fumoso sin que te llegue el humo.

La cuestión está en que el ser humano, por naturaleza, sólo se fija en las cosas cuando las tiene delante. Me explico: Sí que está claro y empíricamene comprobado que si algo no te molesta y le molesta a otro a ti te trae sin cuidado, y cuando te molesta a tí, es que es algo que molesta un montón, y ¡joé! siempre te molesta a ti.

Si es que somos así, ¿o no?
¿Qué piensas de esto?

* debido a que está más que demostrado que no se puede estar en misa y repicando.

Hasta otra



Post-illas:
Totalmente de acuerdo con la moraleja del mensaje aunque no del todo con los post-ulados. Concretamente, creo que el post-ulado 2 se puede derrocar diciendo: "Todo depende de dónde se ubique la fumata".
Si la ubicamos al aire libre, se cumpliría, sin embargo, si se produce en un recinto cerrado no demasiado grande deberemos aplicar: "Tarde o temprano, te llega el humo por cojone".

Y como además, el humo es molesto hasta para el que lo echa, deberiamos agregar: "Fumador, si vas a fumar, esfúmate"
 
Ay, ay, ay, amigo Fernando, que en este post-(r)e, parece que más "inspirar" las musas ajenas, estás "expirando" el debate, puesto que se va viniendo a una clara post-ura de dis-puta (¿?).
Y dolor me causa comentar lo que no me gustaría, pero yo tengo también tajantemente que oponerme a tus post-ulados, a pesar, para el lector que no me conozca que soy un empedernido NO FUMADOR.
Y es que si en el postulado 3, no me parece desacertado hacer mención a la filosofía de la percepción. - No notamos el humo que no percibimos, y no reparamos en los estímulos no recibidos.- Por qué no consideras la fracción de humo que nos alcanza aunque no alcanzamos el nivel de detección necesario...
Useasé: el humo es la resultante de una unión de partículas coloidales, y como su propio nombre indica, se te van colando por todos sitios. Es decír, si el humo son partículas, que no ondas, en algún lugar deben encontrarse hasta su disgregación química, que te puedo asegurar no es inmediata, y donde perduran normalmente: en el aire... Y como tenemos la mala costumbre de filtrar por nuestros pulmones la ingente cantidad de unos 100 litros por hora, pues viene a suceder que "más temprano que tarde sin retorno" (citando a Allende)algún coloide despistado acaba llegando a algún no fumador.
Entonces centraría el postulado tercero en la enunciación Murphyana de la tostada, pero me lo reservaría para el tema fumaeril.
Y si queréis otro día entramos en el complicado postulado según el cual "las partículas coloidales que componen el humo de los incinerados acaban llegando a los vivos por los que son respirados".
Os acordáis de la canción de Mecano? Pues eso.
Un saludo, a Fer y a sus amigos, que aunque me pase por el forro la filo de Bananarama, cuando decía aquello de: Los amigos de mis amigos son mis amigos; si debo declararos que sois del todo respetados...
SALUD Y MENOS HUMO
 
Ay ay ay, aymigo fernan... El humo puede convertirse en el protagonista de nuestra vida. Lamentable prota, lamentablemente. Y es que hoy día este es uno de los grandes debates (me extraña que los morancos no lo hayan debatido ya, en su superlativado programa). Acabáramos diciendo por decir que El humo es la medida de todas las cosas.
¿Fumaba Protágoras? ¿Vendían humo los sofistas? ¿Es fernanblog un sofista?
¿Cantaba Objetivo Birmania esputideces y estupideces varias?
Ni zorra idea.
 
he realizado un estudio estádistico respecto al tema y me siento en la obligación de comunicarles que está comprobado que los no fumadores atraemos al humo...
porque? porque tiene ganas de romper las pelotas y sabe perfectamente que un fumador no se va a quejar del humo porque no da... en cambio el no fumador puede hacerlo y de esa manera genera el conflicto...
 
Publicar un comentario
<< Vuelta al blog
 
Este blog nació el 29 de abril del año pasado. En las cosas del hablar podrás saber el porqué de lo que se escribe aquí, que es lo que se lee allí donde tú estás.
 
Introduce aquí tu Gengoma.
  ¿QuÉ eS eStO?
 
Me puedes escribir aquí:

Opina, sugiere o pide. ¡Anímat-e!
 
 
 
 
 
Google
 
Suscribir con Bloglines
 
 
Get Firefox!

This page is powered by Blogger. Isn't yours?